La cara del Terapeuta

Screen Shot 2014-12-22 at 20.38.01

Me fui poco tiempo, 21 meses. La idea del auto-destierro es atractiva y seductora. La idea de salir de la jaula para encontrar nuevas cosas es fascinante, embriagante. Pero también lo es la idea de regresar. Algo que pensé que no me iba a pasar era verle la cara a la felicidad de regresar. Es algo extraño, todavía no sé como funciona, pero es maravilloso poder tomar alas y salir, poder ir y hacer, poder estar y soñar, poder compartir y regresar para encontrar que las que uno creía jaulas, no eran jaulas cerradas sino que siempre estuvieron abiertas para ir y venir, como esa pintura de René Magritte, “Le Thérapeute“.

Hace poco, un mes quizás, un cliente de la agencia de publicidad donde trabajo realizó por segundo año consecutivo su programa de “reencuentros”. Este año, el reencuentro fue de personas inmigrantes en Estados Unidos que no pueden regresar a Guatemala. Pensé que era un gimmick publicitario y mi yo sarcástico esbozó un “¡Bah! que falso,” pero como alguien que vive afuera, alguien que declara que su terruño no es el país sino la gente, las historias de reencuentro me golpearon; me sacaron lágrimas y no porque fueran historias nuevas, pues todos tenemos un inmigrante que no puede regresar, todo sabemos “mas o menos” alguna historia de estas, nada nuevo. Pero cuando sos vos el que se plantea el regresar o volar, el cortar los lazos o volverlos a unir, pues la historia cambia. Realmente debe ser difícil irse y saber que no podés regresar. Que el destierro es real y que el destierro es “para siempre”. Genuinamente les deseo la oportunidad de regresar a todas esas personas que no tienen opciones, a esas personas que no pueden hacer más que de tripas corazón, como dicen, y levantar la frente y seguir en alto aceptando la distancia.

En fin, es extraño ese juego de regresar-no regresar. La felicidad no está en estar en un lugar o en otro, sino que en aprender a estar en el momento presente, en donde se eligió estar. La felicidad tampoco se encuentra en el tener o el poder, sino que en el compartir con la gente con la que estás, no con la que quisieras estar. Eso, creo que eso es algo de lo poco que aprendí en 21 meses.

Published by

sinrevelar

Creative strategist connecting human with brands. Life Expressionist. Film Lover.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s